Legalidad de los perfumes de equivalencia

Legalidad de los Perfumes de equivalencia

En los últimos años ha habido un crecimiento exponencial de nuevos fabricantes y distribuidores de perfumes de equivalencia o imitación. Esto ha provocado un intenso debate sobre si resulta viable legalmente la comercialización de perfumes equivalentes a originales en su aroma a los de marcas comerciales de renombre y al mismo tiempo referirse a dichas marcas de renombre para poder comercializar estas fragancias de equivalencia o imitación.

Por regla general, las empresas que desarrollan este modelo de negocio, utilizan marcas propias y envases distintos a los de perfumes de marcas reconocidas.

Un claro ejemplo lo tenemos en muchos supermercados de nuestro país, alguno incluso, tiene su propia línea de equivalencias y es que aún hay mucho negocio en la perfumería de imitación.

Es completamente legal la fabricación y/o venta y distribución de estos perfumes. Eso sí, debes hacerlo bien para cumplir con la ley.

✨ Mi perfume es de imitación

Para continuar con este artículo primeramente vamos a aclarar los términos imitación y copia.

  • IMITACION: La palabra imitación tiene su origen en el concepto latino imitatio y está asociada al verbo imitar.
    Éste último hace referencia a la acción que se realiza intentando copiar otra o tomándola como ejemplo.
    En este sentido, una imitación es una cosa o un acto que se encarga de copiar a otro, que generalmente está considerado como mejor o de más valor.
  • COPIA: Imitación de una obra ajena con la pretensión de que parezca original (reproducir con exactitud y fidelidad).

La definición de ambas palabras es más extensa pero he extraído la parte que se ajusta a las imitaciones de perfume.

De estas definiciones matizar lo siguiente:

En un perfume de imitación se imita únicamente el producto (perfume)

Con una copia o réplica, se pretende ofrecer un perfume imitación como si fuera el de la marca de renombre. La copia o réplica de cualquier producto (etiquetado, packaging, logotipo) es considerado un acto de piratería industrial. El término “piratería” abarca la reproducción y distribución de copias de perfumes protegidos por el derecho de autor.

Cualquier empresa tiene el derecho y hasta el deber de defender sus marcas y creaciones. Nuestra marca es aRosas, nuestros perfumes son creaciones propias e inspirados en perfumes de reconocidas marcas de todo el mundo. Creaciones propias cuyas composiciones son de la más alta calidad e incluso en algunos casos llegan a mejorar el perfume que imita.

Entonces, ¿qué es ilegal?

Para la promoción y venta de estos perfumes no se pueden utilizar frases del tipo:

  • Este perfume nos recuerda a “marca de renombre”.
  • Perfume inspirado en “marca de renombre”.

También es ilegal la utilización de listas de equivalencia donde se incluyen los perfumes de renombre y su equivalencia.

En definitiva, para cumplir con la legalidad vigente, no se puede hacer uso del nombre de los diseñadores y sus marcas para la promoción y venta de los perfumes de equivalencia o imitación.